domingo, 11 de julio de 2010

.

Da miedo. Aterra. Comienza a comerte por dentro. Te deja sin huesos. Hace añicos. Rompe. Horroriza. Asusta. Lo llamo distancia, y me está matando poco a poco. Vuelve. Te necesito ahora más que nunca Álvaro.

10 comentarios:

  1. PUÑETERA distancia u.u''
    A veces el tiempo hace milagros, pero, solo a veces . .

    ResponderEliminar
  2. sí que duele la distancia... qué fotografía más linda :) un beso muy grandeeeee :)

    ResponderEliminar
  3. La distancia nos vuelve más débiles! ¬¬

    Me encanta la foto :)

    Beso guapa.

    ResponderEliminar
  4. Pero a los miedos hay que hacerles frente, combatiéndolos con valor y amor(y me parece que esto último no te falta, no?;) )
    Un besoooooote!

    ResponderEliminar
  5. Oh si, la distancia es una puta total.

    ResponderEliminar
  6. Ya somos dos que odiamos la distancia, y más si hace el olvido...

    ResponderEliminar
  7. traigo un globo aerostático, por si sirve de algo.



    (cosquillas)

    ResponderEliminar
  8. Tal vez probar de todo un poco es la receta de aprender a vivir. La distancia, tal como una hierba que gastronómicamente condimenta una salsa, es parte de la vida y cuando nos toca probarla hay que aprender a digerirla. Se puede. Se debe. Se aprende.

    ResponderEliminar
  9. La distancia mata.. y encima dicen que hace el olvido, aunque yo creo que todo es fuerza de voluntad y ganas de aguantar.

    ResponderEliminar