lunes, 9 de agosto de 2010

You are the bluest light.

Sentada ya encima de sus rodillas, con las piernas dobladas enmarcando mis muslos y mi cabeza a un par de milímetros de la suya, él seguía leyendo mis ojos, y podía desafiarme sin necesidad de hacer preguntas. Hundió las manos bajo las sábanas y le besé. En cambio, él me devolvió un beso caníbal; con brusquedad y lamiéndome hasta el alma.
Sus dedos trabajaban muy deprisa; las sábanas no intentaban resistirse y yo tampoco. Sabía muy bien lo que le gustaba. Sus manos gobernaban mi cuerpo desde el centro, se hundieron levemente en mi carne como si pulsaran una hilera de teclas secretas, un código que yo conocía a la perfección, y ejecuté sin esfuerzo la partitura de su voluntad.
Nunca a dejado de sombrarme la nitidez con la que encajan dos perfiles de piezas tan sinuosas.

9 comentarios:

  1. es lo que tiene la geometría amatoria

    ResponderEliminar
  2. es que estan hechos el uno para el otro.
    cariños :3

    ResponderEliminar
  3. quizá seais dos piezas de puzzle fabricadas para encajar.

    ResponderEliminar
  4. Que nos gobiernen desde el centro. That's the way.

    ResponderEliminar
  5. Hola, me ha encantado tu blog, asi que me suscribo inmediatamente, espero puedas pasar por el mio nos estamos leyendo

    Besitos Fay.

    ResponderEliminar
  6. Un suspiro por tu escrito. Me gusto tanto!

    Me gusta tu blog..

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. parecia casi que esas dos personas están en mi cama, aquí, al ladito mio.
    me encanta esto
    te sigo, y te leo :)

    ResponderEliminar